top of page

Jamón ibérico de bellota, todo un placer gastronómico de un producto único en el mundo

Los Romeros de Alanís, garantía de calidad desde hace más de 50 años


Los Romeros de Alanís (Romero Álvarez, S.A.) se han convertido en una empresa de reconocida solvencia dentro y fuera del sector atesorando un producto único en el mundo: El jamón ibérico de bellota.


Los Romeros de Alanís están ampliamente consolidados en el mercado nacional y con diversas exportaciones a la Unión Europea y a China, que mira al futuro con ilusión para seguir avanzando; con la tercera generación liderando el proyecto con la misma ilusión que sus predecesores.


Jamón Ibérico y salud, un placer saludable

Un buen plato de jamón ibérico de bellota, además de suponer un inmenso placer gastronómico, resulta muy nutritivo y posee unas extraordinarias cualidades para la preservación de la salud.


Su composición grasa, proveniente de una cuidada alimentación del cerdo ibérico, rica en ácidos monoinsaturados, se considera cardiosaludable y favorece el aumento de los niveles del HDL o colesterol de alta densidad, llamado colesterol bueno, en detrimento del LDL o de baja densidad, causa de enfermedades vasculares serias.

La curación lo convierte en un producto ligero, pues modifica sus proteínas y sus grasas y resulta muy digestivo y sano. A ello hay que añadir su alto valor proteico y su aporte de vitaminas (ácido fólico y cobalamina) y minerales, como el hierro, el zinc y selenio.


Jamón ibérico de bellota y salud, toda una combinación ganadora

En el aspecto nutritivo, el jamón ibérico de bellota encuentra dos grandes aliados en los alimentos que componen la dieta mediterránea y lo complementan a la perfección. Una de las pocas carencias nutricionales, la del aminoácido mentionina, se ve equilibrada con la ingesta de pan, si se utiliza como acompañante.


Éste, a su vez, es deficitario en lisina, aminoácido abundante en el jamón ibérico, por lo que la complementación de ambos alimentos es satisfactoria tanto sensorial como nutricionalmente. El otro gran aliado es el tomate, que potencia todos sus efectos.



¡A las ricas tapas!

Uno de los principales motivos por los que se consume Jamón Ibérico en el mundo es la voluntad de vivir un estilo de vida occidental. Y, en especial, poner en práctica el concepto de tapas de España, así como la experiencia de saborear un producto muy distinto en cuanto a sabor y único en naturaleza. El estatus es otra de las razones de su consumo al verse como un producto aspiracional.




Comments


bottom of page