top of page

La terna de vacío en Calasparra por el escaso juego de la novillada de Prieto de la Cal

La falta de juego de la novillada de Prieto de la Cal dificultó el lucimiento de la terna de toreros en la segunda novillada de la Feria Taurina del Arroz de Calasparra, y la tarde se saldó sin trofeos

Escaso juego de novillos en Calasparra

Redacción BLOGENART
MIÉRCOLES | 06 SEPTIEMBRE 2023

La segunda novillada de la Feria Taurina del Arroz de Calasparra no resultó en trofeos, principalmente debido al escaso rendimiento de la novillada de Prieto de la Cal, que no facilitó el lucimiento de los tres toreros. Rafael Reyes tuvo dificultades con su primer novillo, que era reacio a avanzar y se mostraba reservado en todo momento. Intentó lidiarlo por ambos pitones, pero no logró realizar ningún lance brillante debido a la brusquedad de su oponente, quien se resistía a entregarse y levantaba la cabeza en cada embestida. Además, tuvo problemas con la espada y recibió dos avisos, con el novillo cayendo justo cuando sonaba el tercero. En el cuarto toro, Rafael Reyes no se confió ante un novillo mirón con el que no pudo ejecutar pases con el capote ni la muleta. Se limitó a intentar matar a su oponente con visible desconfianza, siendo silenciado al final.


Borja Ximelis emocionó al público con una variada y vibrante exhibición de capote. También se lució en las banderillas, aunque en este tercio el novillo de Prieto de la Cal parecía estar agotado, quedando parado en la muleta. Los esfuerzos del torero alicantino fueron en vano ante un animal mirón y reservado. Ximelis logró una estocada certera y el público respondió con silencio. En el quinto novillo, Ximelis solo pudo destacar en las banderillas, ya que no logró confiarse con el capote ni la muleta frente a un novillo que se mantenía esquivo y alerta.


Manuel Olivero no pudo destacar en su actuación frente al tercero en orden de lidia de la tarde. Ni con el capote ni con la muleta logró realizar movimientos destacados ante otro novillo que no brindaba facilidades, lo que hizo que el novillero se mostrara muy inseguro en todo momento. Afortunadamente, logró una estocada certera en su primer intento, pero solo recibió silencio. La historia se repitió en el sexto, otro animal que nunca se entregó y que sembró la desconfianza nuevamente en Olivero, quien no logró realizar ni un solo muletazo. Además, tuvo problemas con la espada y recibió un aviso antes de ser silenciado.


FICHA: Se lidiaron novillos de Prieto de la Cal, bien presentados y de escaso juego. Rafael Reyes, silencio tras dos avisos y silencio. Borja Ximelis, silencio tras aviso y silencio. Manuel Olivero, silencio y silencio tras aviso.

Más de media plaza.


BLOGENART | Magazine Cultural | EntreArtes Comunicación
Comunicación Taurina | EntreArtes Comunicación
Al Relance | Suscríbete de manera gratuita a nuestra newsletter y recíbela en tu correo electrónico
Turismo Taurino | Bravo Experience | EntreArtes Comunicación

Comentários


bottom of page