Barroso y Román cortan una oreja en la primera de promoción en La Maestranza de Sevilla

Julio Alguiar dio una vuelta al ruedo y Miguel de Juan quedó inédito al ser cogido y pasar a la enfermería

+ Primera novillada de promoción en La Maestranza de Sevilla | ANTONIO DE LOS REYES / PAGÉS

Los novilleros Tristán Barroso y Manuel Román fueron los triunfadores en la primera novillada de promoción, ciclo que se retomaba en la Maestranza tras la pandemia. Ambos cortaron una oreja mientras que Julio Alguiar dio una vuelta al ruedo y Cristiano Torres también rozó el triunfo. Fue una noche accidentada con percances en los que el peor parado fue Miguel de Juan, que no pudo salir de la enfermería al ser duramente volteado por el tercero de la tarde. Javier Illanguas, de Sevilla, se mostró suelto con el capote y templado con la muleta, aprovechando por el lado derecho las nobles embestidas del novillo de Dolores Rufino. Dejó buenas sensaciones mostrando oficio y buenas maneras ante un astado colaborador, aunque alargó la faena y escuchó un aviso al fallar con la espada. Julio Alguiar, de Lima (Perú), toreó de forma brillante con el capote, dibujando bonitas verónicas al segundo astado de la tarde. El banderillero Saúl Villar resultó cogido a la salida de un par y el novillo también volteó de forma espectacular a Alguiar cuando toreaba con la derecha. Se repuso y entendió bien al novillo por el lado derecho, mostrándose superior al enemigo. Al final fue volteado de nuevo. Dio la vuelta al ruedo. Miguel de Juan, de la Escuela de Sevilla, se fue a portagayola y después fue desarmado, haciendo hilo el novillo, que lo alcanzó y lo lanzó violentamente al callejón, teniendo que pasar a la enfermería. Se hizo cargo del novillo Javier Illanguas, que de nuevo se mostró puesto y aseado con un animal que se dejaba aunque con menor entrega. También fue volteado sin consecuencias. Falló de nuevo con la espada. Tristán Barroso, de la Escuela de Badajoz, toreó bien de capa al cuarto, rivalizando en quites con Manuel Román, que dibujó bien la verónica. El alumno de Badajoz realizó una completa faena a un buen novillo, mostrando un toreo de trazo limpio, ligado y de excelente corte sobre todo por el lado derecho. Muy puesto y capaz, dejó muy buena impresión. Mató de media efectiva y cortó una oreja e incluso hubo petición de la segunda. Manuel Román no pudo lucir de capa con un novillo que salió muy suelto. El astado mantuvo esa condición en la muleta sin emplearse en ningún momento. A pesar de ello, Román dejó entrever sus buenas formas en lo poco que le permitió hacer el de Dolores Rufino. Puso voluntad y entrega y mató de estocada y cortó una oreja. Cristiano Torres comenzó la faena de forma arriesgada citando en la distancia y de rodillas para dar una arrucina y un pase cambiado por la espalda. En la faena se mostró firme y capaz, pero faltó limpieza por momentos por la aspereza del novillo. Terminó pegándose un arrimón y fue volteado. Mató de estocada y hubo petición no atendida por el palco. FICHA:

Se lidiaron novillos de Dolores Rufino, de juego desigual. Javier Illanguas, ovación tras aviso y ovación. Julio Alguiar, vuelta al ruedo tras aviso. Miguel de Juan, cogido por el tercero pasó a la enfermería. Tristán Barroso, oreja con petición de la segunda. Manuel Román, oreja. Cristiano Torres, ovación tras petición. En la enfermería fueron atendidos el novillero Miguel de Juan de "politraumatismo con afectación hemodinámica que responde a reposición volémica y vasoconstrictores. Sospecha de lesión abdominal interna, se traslada"; el novillero Julio Alguiar de "contusión en región perianal"; y el banderillero Saúl Villar de "contusión en ligamento lateral externo de la rodilla derecha".


Fotogalería: ANTONIO DE LOS REYES / PAGÉS