Curro Durán corta una oreja en la última novillada del abono

Mario Navas dio una vuelta al ruedo y Marcos Linares tuvo el peor lote del encierro de la ganadería de Buenavista

+ Mario Navas dio una vuelta al ruedo tras fuerte petición de oreja | ARJONA - PAGÉS

El novillero Curro Durán ha cortado una oreja en la última novillada del abono sevillano, en la que también destacó el vallisoletano Mario Navas, que dio una vuelta al ruedo en su primero después de que se pidiera con fuerza la oreja para él. No tuvo suerte con su lote Marcos Linares, que se fue de vacío. Curro Durán se encontró con un primer novillo que amagó con rajarse tras el primer puyazo y que embistió con vibración en el inicio de faena. Durán se dobló muy bien con él, ganándole terreno y dio una primera serie muy por abajo, sometiendo la encastada embestida del novillo. Igual fue la segunda y a partir de la tercera el astado fue a menos y el novillero se esforzó por sacarle partido al natural. Actuación firme y sería del de Utrera. Mató de estocada delantera y fue ovacionado. En el cuarto, Curro Durán comenzó la faena con pases cambiados en los medios y una primera serie vibrante. El novillo repetía y daba opciones, siendo a la postre el más destacado de la novillada de Buenavista. La faena tuvo una primera parte con momentos aislados pero sin romper y mejoró a partir de una serie al natural, sonando la música. Se acopló mejor por ese pitón en el tramo final de la faena. Mató de estocada y cortó una oreja. Marcos Linares dejó algunos lances de buena factura en el segundo, que desde el primer momento se mostró reservón y mirón. Le plantó cara con determinación y logró sacarle muletazos a un novillo que tuvo mucha complicación. Dejó entrever sus buenas maneras a pesar de tener un enemigo ante el que no podía confiarse. Mató con efectividad y saludó desde el tercio. El quinto fue un manso rajado al que fue difícil sacar de las tablas e imposible meterlo en la muleta. Lo intentó Marcos Linares pero el animal emprendía siempre la huida. No tuvo suerte con el lote el linarense, que quedó inédito. Mario Navas toreó muy bien de capa al tercero y siguió mostrando sus excelentes formas en la faena de muleta, entendiendo muy bien a su oponente. El de Buenavista fue perdiendo gas y a pesar de ello Navas dejó constancia de su calidad y la buena expresión de su toreo por ambos pitones. Mató de estocada y hubo petición de oreja que no fue atendida por el palco. Vuelta al ruedo y bronca al presidente. De nuevo se lució Navas a la verónica en el sexto, un novillo que llegó más reservón a la muleta pero al que supo buscar las vueltas en una labor de oficio y seria que no pudo remontar por la complicación del astado, que incluso llegó a echarle mano. Mató de estocada y fue ovacionado.

FICHA: Se lidiaron novillos de Buenavista, bien presentados y de juego variado. Interesante el primero y destacados tercero y cuarto. Curro Durán, ovación y oreja. Marcos Linares, ovación y ovación. Mario Navas, vuelta tras petición y ovación.


Saludó en banderillas Roberto Blanco.


Fotogalería: Arjona - Pagés