Dispositivo histórico en Madrid para recibir a más de 1.500 autobuses del mundo rural

20 de marzo, un día para participar en la manifestación convocada en defensa de un campo vivo y de las actividades y costumbres que lo sostienen

+ El mundo rural bajo el lema ‘Juntos por el campo’, ‘el Mundo Rural despierta’ | JUAN PEDRO CANO

Madrid se prepara para recibir más de 1.500 autobuses del mundo rural que llegarán el próximo día 20 de marzo para participar en la manifestación convocada en defensa de un campo vivo y de las actividades y costumbres que lo sostienen.


Para ello, se va a poner en marcha un dispositivo histórico por parte de la Delegación del Gobierno y el Ayuntamiento de Madrid con el objetivo de coordinar la llegada de los más de 1.500 vehículos de manera escalonada y programada, de manera que no afecte a la movilidad, garantizando el acceso a los manifestantes.


Los autobuses provenientes de toda España han sido movilizados por distintas entidades y federaciones, así como por particulares que no han querido perderse una cita histórica que reunirá por primera vez a todos los sectores del mundo rural bajo el lema ‘Juntos por el campo’, ‘el Mundo Rural despierta’.


Y es que se prevé la asistencia de más de 200.000 personas a la manifestación convocada por agricultores, ganaderos y cazadores, a los que se unirán cientos de miles de afectados por las políticas que están asfixiando al campo y las actividades y costumbres ligadas a él.


La cita comenzará a las 11:00 horas en la Plaza Emperador Carlos V, frente al Ministerio de Agricultura, tras haber tenido que cambiar el recorrido ante la previsión de asistencia masiva de manifestantes. Recorrerá la Castellana para llegar a la Fuente de San Juan de la Cruz, a las puertas del Ministerio de Transición Ecológica, administración responsable de muchos de los problemas que afectan al campo.


Entre las principales reivindicaciones de la cita se encuentran unos servicios sociales y sanitarios dignos para el mundo rural, un plan de choque que paralice el incremento continuado de los precios de producción agrarios, la reducción de tarifas eléctricas, el cese de los ataques a actividades como la caza y la retirada del anteproyecto de Ley de Bienestar Animal, entre otras muchas cuestiones.


Así hasta un total de 19 puntos con los que los manifestantes pretenden exigir al Gobierno medidas para acabar con la agonía que sufren hombres y mujeres del campo que se están viendo obligados a abandonar su forma y medio de vida por unas políticas ineficaces e incapaces de dar solución a los problemas de la España rural.