Juan Pedro Domecq: «El toro bravo es el eje de la cultura popular española más importante»

El vicepresidente de UCTL realizó un brillante alegato a favor del valor socio medioambiental del toro bravo en el Senado

+ Juan Pedro Domecq, vicepresidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia

El vicepresidente de la Unión de Criadores, Juan Pedro Domecq, realizó una brillante exposición bajo el título Toro bravo: ecología, sostenibilidad y futuro en el Senado de España. Esta intervención estaba enmarcada en la presentación del libro que recoge las intervenciones del I Simposio internacional ‘Los hombres y los animales: un debate de sociedad y una cuestión de derechos’, que presidió el vicepresidente segundo del Senado, Pío García Escudero.


En una mesa redonda en la que participaron los representantes de las principales instituciones del campo y del mundo rural, Juan Pedro Domecq inició su intervención exponiendo “para mí ha sido especial motivo de orgullo y para toda la institución que represento en unirnos a la marea naranja, a la marea del 20M, a la marea de la gente del campo, de la gente de España, a la marea que ama este país por encima de ideologías”.


Prosiguió la intervención afirmando que “el toro bravo es ecología de verdad, ecología del fango, ecología del campo, ecología de la ganadería… porque el toro bravo es un ecólogo en sí mismo”.


Por supuesto, no dudó en aseverar que “el toro bravo es sostenibilidad. Y es España porque este animal es el eje de la cultura popular española más importante y la que más aporta en valor añadido a las arcas de nuestro Estado”. Además, añadió “generamos más de 30.000 puestos de trabajo, empleos verdes que se mantienen gracias y por el toro bravo”.


El representante de UCTL insistió en afirmar que “el toro bravo, sin duda, es futuro. Un animal único que despierta curiosidad y tiene un magnetismo especial porque es una cultura que está en el corazón de nuestros pueblos, porque es la pasión y entrega de tantos jóvenes que se juegan la vida y la exponen cada día en nuestras calles y plazas”.


Finalmente, el ganadero concluyó “el futuro está en permitir que la gente conozca al toro bravo, se acerque al campo. El futuro reside en ser fieles a lo que amamos y protegemos, y en hacerlo de la manera más inteligente posible como ha demostrado esa marea, juntos y unidos a nuestros mejores aliados”.