La Empresa Pagés considera inviable la celebración de la feria de San Miguel

Las nuevas medidas Covid-19 adoptadas por la Junta de Andalucía suponen una notable reducción del aforo

+ La Maestranza de Sevilla se quedará sin festejos taurinos esta temporada de 2020 | TOROMEDIA

La empresa Pagés informa a través de un comunicado que la Feria de San Miguel no podrá celebrarse. Del mismo modo, en otro comunicado informa de la decisión de aplazar a 2021 el festival que estaba previsto celebrar el 12 de octubre para la Hermandad del Gran Poder.

Comunicado suspensión Feria de San Miguel.

Ante las nuevas medidas Covid-19 adoptadas por la Junta de Andalucía, publicadas en el BOJA del 13 de agosto de 2020, que establecen una distancia de seguridad de 1,5 metros entre personas en los espectáculos taurinos, la Empresa Pagés considera inviable la celebración de la feria de San Miguel, prevista para los días 26 y 27 de septiembre en Sevilla. La decisión de la Junta de Andalucía, tomada como consecuencia de recientes acontecimientos, supone una notable reducción del aforo e imposibilita la celebración de las dos corridas previstas para San Miguel, para las que la Empresa Pagés ya tenía cerrados los carteles con la intención de anunciarlos la próxima semana. Una vez conocida y valorada la nueva normativa de la Junta de Andalucía, la Empresa Pagés lamenta tener que tomar esta decisión y emplaza a los aficionados a la Feria de Abril de 2021.

Comunicado aplazamiento Festival Hermandad del Gran Poder.

La Hermandad del Gran Poder y la Empresa Pagés han decidido de mutuo acuerdo aplazar hasta 2021 el festival que estaba previsto celebrar el próximo 12 de octubre en la Real Maestranza de Sevilla y cuyos fondos estaban destinados a las obras asistenciales de esta cofradía.


La decisión se ha tomado después de conocer las nuevas medidas Covid-19 adoptadas por la Junta de Andalucía para la seguridad de los espectadores en espectáculos taurinos, que reducen de forma considerable el aforo de la plaza.


Como es lógico, al tratarse de un festejo benéfico cuya recaudación se dedica a los más necesitados, se pretendía obtener el máximo beneficio, algo que no ocurriría con el aforo limitado por esta nueva normativa. De ahí que empresa y hermandad hayan decidido posponerlo hasta el año que viene en idéntica fecha.