La UCTL abre la puerta a ganaderías de otras asociaciones

La crítica situación actual obliga necesariamente a un planteamiento responsable y unificador de las cinco agrupaciones ganaderas

+ La pandemia del Covid-19 ha provocado la peor crisis del sector del bravo de la historia | JUAN PEDRO CANO

La pandemia del Covid19 ha provocado la peor crisis del sector del bravo de la historia debido a la práctica paralización de la temporada 2020, que ha ocasionado unas pérdidas que superan los 110 millones de euros.


Los criadores de bravo están representados por cinco asociaciones ganaderas para la llevanza del Programa de Cría reconocidas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), lo que nos convierte en el sector ganadero español más atomizado con la consecuente debilidad que eso provoca frente a las distintas administraciones y que redunda en una quintuplicación de los costes: cinco equipos de trabajo y de cinco programas de gestión de Programa de Cría para los ganaderos. La crítica situación que se atraviesa en la actualidad obliga necesariamente a un planteamiento responsable y unificador de las mismas.


En ese sentido, la Unión de Criadores en un ejercicio de compromiso con todo el sector de bravo, propone una solución generosa para todos los criadores de bravo, y, por primera vez en sus 115 años de historia, abre la puerta a todas las ganaderías de todas las asociaciones de raza de lidia reconocidas por el MAPA, a través de una comunicación que se ha enviado esta semana a las cuatro entidades ganaderas.


Los objetivos que se persiguen con esta medida son: establecer una interlocución fuerte y sólida de los ganaderos de bravo frente a las administraciones europea, central y autonómica; suprimir la quintuplicación de costes del mantenimiento de cinco asociaciones, y, en consecuencia, reducir el coste del Programa de Cría para los ganaderos; unificar criterios genéticos de conservación y selección de la raza alineados con la estrategia de Biodiversidad de la Comisión Europea; y desarrollar soluciones comerciales, informáticas y de comunicación que optimicen los servicios que se ofrecen desde esta institución. En definitiva, esta incorporación supondría una importante reducción del costo de cuotas y pagos por servicios para cada uno de los ganaderos.


Asimismo, esta Entidad desarrolla una defensa activa en Bruselas debido a la reforma del Reglamento de la PAC, y, además, consciente de la dificultad de la situación, está trabajando en nuevas líneas de financiación a través de proyectos de innovación europeos.