top of page

El Juli, con dos orejas, primer triunfador en el inicio de la temporada en Sevilla

Morante y Roca Rey se van de vacío de una corrida de Cuvillo de escaso juego excepto el quinto


El Juli es el primer triunfador de la temporada en Sevilla al haber cortado dos orejas esta tarde en la tradicional corrida del Domingo de Resurrección, que se vivió con un ambiente excepcional y colgó el primer cartel de 'No hay billetes' en la taquilla. El torero madrileño hizo la mejor faena de la tarde al toro de Cuvillo que más colaboró. Sus compañeros de cartel, Morante de la Puebla y Roca Rey, se fueron de vacío con lotes que no fueron colaboradores. Morante regaló un buen puñado de verónicas de gran calidad en el recibo al primero de la tarde y posteriormente en el quite. Pura naturalidad y suavidad. El toro fue medido en el caballo y Morante firmó un bonito comienzo de faena. A partir de ahí el toro acusó falta de fuerza y deslució los intentos del torero. No pudo haber faena. Mató al segundo intento y fue silenciado. El cuarto fue devuelto al romperse una mano. Salió el sobrero que no dio opciones a Morante ni con capote ni en la muleta. Muy frenado y bruto, fue fuertemente castigado en varas y llegó a la muleta sin un pase. Morante salió con la espada de verdad y abrevió. El segundo de la tarde manifestó falta de fuerza de salida. Juli lo cuidó en el caballo y no lo forzó en las primeras series. Todo lo hizo con suavidad pero a partir de la tercera tanda, el de Cuvillo acusó el esfuerzo y comenzó a claudicar y deslucir sus intentos de hilvanar series. Mató de pinchazo y estocada. El Juli caldeó el ambiente en el quinto con el capote. Dejó buenas verónicas en el recibo y en el quite. Roca Rey hizo un buen quite enlazando chicuelinas y tafalleras. Juli respondería después con la muleta planteando una faena que comenzó ligada y templada con la derecha y adquirió su máxima dimensión en el toreo al natural, justo después de un inoportuno desarme. Los naturales fueron largos y profundos y las últimas series diestras fueron de mano baja y dominio absoluto. Faena rotunda que creó el ambiente de triunfo grande. Dos orejas que enderezaron la tarde. Roca Rey dio lances ganando terreno al tercero y remató en los medios. En banderillas saludó Viruta. Planteó la faena en los medios y templó con suavidad haciendo al toro. Pero el animal se fue desfondando y no prestó emoción a la labor del torero. Los intentos de Roca chocaron con la sosería del de Cuvillo. Mató de buena estocada. En el sexto, Roca Rey estuvo firme en el comienzo de faena consintiendo al toro de Cuvillo. Tragó mucho en las primeras series y cuando toreó al natural el toro se vino a menos. No tuvo materia prima apta para el triunfo el peruano, que mató de estocada cerrando de este modo la primera tarde del año en Sevilla.


FICHA: Se lidiaron toros de Núñez del Cuvillo -el cuarto sobrero del mismo hierro-, bien presentados y de escaso juego excepto el quinto, que fue un buen toro. Morante de la Puebla, silencio y pitos. El Juli, silencio y dos orejas. Roca Rey, silencio y silencio.

Lleno de no hay billetes. Minuto de silencio en memoria de Rafael Jiménez 'Chicuelo'. Saludó en banderillas Viruta.


Fotogalería: Arjona-Pagés


Comments


bottom of page