Jóvenes ganaderos se juntan para trabajar propuestas y soluciones para el sector de bravo

El encuentro, capitaneado por el directivo de la RUCTL Álvaro Martínez Conradi, se celebró en la ganadería de Domingo Hernández en Salamanca


La Real Unión de Criadores de Toros de Lidia apostó de nuevo por una cita ya establecida en el calendario de la Institución: el Encuentro de Jóvenes ganaderos, que, en esta ocasión, se celebró en la ganadería de Domingo Hernández en Salamanca.


Por segundo año consecutivo, medio centenar de jóvenes, donde había una presencia relevante de mujeres jóvenes – un 50% de los presentes- se acercaron hasta la finca Traguntía en una jornada que pretendía unir y conectar a los ganaderos de distintos puntos de España, Francia y Portugal, generar debate e implicar a las nuevas generaciones en el futuro del sector y que entre ellos se conozcan.


La jornada comenzó con una mesa de análisis y de propuestas donde el directivo, Álvaro Martínez Conradi y la directora de relaciones institucionales, Lucía Martín, explicaron las líneas de trabajo y los nuevos proyectos de la Institución, y los jóvenes ganaderos participaron activamente en la generación de propuestas y de ideas modernas para el sector.


A modo de balance el directivo expresó “su satisfacción al contar con una amplia participación de ganaderías, muchas de ellas nunca se habían acercado a la Unión” y también, la importancia de “transmitir el sentimiento ganadero a las nuevas generaciones, como se lleva haciendo ya unos años, explicando cómo vive el toro en el campo, cómo se cría y lo que aportamos a la sociedad y a la ecología”.


Tras una mesa de análisis, todos los presentes acordaron trabajar coordinadamente a través del chat abierto de Jóvenes ganaderos que cuenta con más de 100 participantes, y establecer la fecha del primer fin de semana de noviembre para la celebración anual del encuentro de forma rotatoria en distintos puntos de la geografía ganadera de bravo para realizar un análisis de las acciones realizadas.


En esta ocasión, en un día soleado casi primaveral en el campo charro, se celebró un almuerzo, acoso y derribo y un tentadero a campo abierto a cargo de los ganaderos jóvenes, se finalizó con una cena amenizada por el artista “El Parra”.